SALUD EDUCACIÓN SEGURIDAD CALIDAD DE VIDA
             

En los últimos 50 años, México perdió alrededor de 24 especies de orquídeas, en peligro de extinción, de las cuales 22 se ubicaban en Chiapas. Todas las especies de orquídeas se encuentran clasificadas en los eslabones de peligro de extinción, protección especial, amenazadas y las extintas, como es el caso de Laelia gouldiana.

Las especies que se encuentran amenazadas, sólo se obtienen de huertos particulares, ya que no pueden crecer de manera natural. Un ejemplo claro es el de la orquídea Catlaya chilapense, que se encuentra en los huertos particulares de Chilapa de Guerrero.

Los factores principales que amenazan a las especies de orquídeas son el cambio climático, el saqueo de flores para su venta, deforestación de bosques y selvas.

 

 

 

El cambio en el uso de suelo y la presencia de barrenadores que dañan los frutos y la falta de una cultura forestal por parte de los habitantes que se encuentran en las comunidades cercanas a las zonas donde se localizan las orquídeas.

Para salvar el mayor número de especies que se encuentra en peligro de extinción o amenazadas se proporcionan cursos sobre la potencialidad de las orquídeas, con el objetivo de reproducir el mayor número posible y llevarlas a las áreas naturales protegidas.

Además, se busca crear conciencia entre las comunidades para darle un uso integral a las zonas donde se encuentran las flores.